lunes, 19 de diciembre de 2011

Algunas historias de Lino Rojo

Voces de Familiares de Victimas de Diciembre de 2001 que cargan con un pedido de Justicia que ya lleva 10 años recorriendo el país, organizándose y  luchando contra la impunidad !



jueves, 17 de noviembre de 2011

CONVOCAMOS AL PRIMER ENCUENTRO NACIONAL DE FAMILIARES

Hace 10 años, en Diciembre del 2001, los argentinos vivimos una serie de acontecimientos que nos dieron vuelta la vida, que nos marcaron para siempre.
            En Santa Fe, durante esas jornadas, hubo nueve muertos, siete de ellos a manos de la policía; eran hermanos, esposos, padres, madres, abuelas, abuelos,  hijos, hijas....Desde entonces se nos hizo necesario encontrarnos para conversar de como nos afectó el asesinato de nuestros seres queridos, para reclamar justicia y mantener su memoria.
            Ha pasado una década, 10 años de lucha, 10 años de impunidad. En ese camino algunos compañeros ya no están con nosotros: Orlando, el papá de Pocho; Gregoria, la mamá de Walter, Rubén Naranjo,  todos compañeros irremplazables.
            Desde estos hechos desencadenantes que nos movilizaron hemos recibido mucho acompañamiento de compañeros y compañeras que nos sirvieron de motor para seguir luchando. Cuando el grito es colectivo resuena mas, por eso mencionamos  a Herminia y Keka (Madres de Plaza de Mayo), los Padres del Dolor, los familiares de los pibes de Cromañon,  los compañeros ex-presos políticos,  los familiares de Darío y Maxi, los compañeros de la Carpa Negra por las inundaciones en Santa Fe con quienes nos unimos en el reclamo juicio y castigo a Carlos Reutemann por  a las responsabilidades  políticas y materiales de estos hechos.
            Fueron muchas las experiencias que nos conmovieron y nos arrancaron la voz: el asesinato de Sandra Cabrera, de Carlos Fuente Alba, de Mariano Ferreyra, los compañeros del pueblo Qom en la Comunidad  La Primavera; la desaparición de Julio López, y una lista que crece,  que nos habla de que diciembre sigue latente. En todos los casos, seguimos encontrando la misma impunidad.
            En el camino fuimos compartiendo experiencias y recreando métodos:  La Comisión Investigadora No Gubernamental, el primer Hormigazo en diciembre 2002, la  marcha hasta Tribunales durante el Seminario de Formación Teológica en 2002, la permanente presencia de la revista El Ángel de Lata, el Carnaval de Ludueña todos los años, la canciones  de León y de otros queridos artistas  , los talleres de la memoria donde nos juntábamos a hablar de los sueños y compartir anécdotas de nuestros seres queridos, los murales, las bicicleteadas, estencileadas, la asamblea y desde hace unos meses el peregrinar  que salió al encuentro de los familiares en todo el país.
            A 10 años entonces creemos que es necesario encontrarnos para hablar de cómo nos sentimos, de cómo han sido estos 10 años para cada uno de nosotros, de reflexionar cómo continuar la lucha.
            Creemos que la justicia no se busca solo en donde duerme el olvido tribunalicio. La justicia se construye con la memoria de los que entregaron y trabajaron por una vida en dignidad.
            Todo esto nos motiva a encontrarnos para compartir nuestros pensamientos y sentimientos y juntos proyectar cómo continuar.
            Invitamos entonces a familiares, amigos, organizaciones sociales y políticas,  y todos aquellos que se sientan comprometidos con este proceso histórico a participar del Primer Encuentro Nacional de Familiaresde Victimas del 19 y 20 de Diciembre del 2001 en Rosario los días 8,9 y 10 de Diciembre. – Facultad de Psicología –UNR – Riobamba y Berutti.
A la Justicia la hacemos entre todos!
Asamblea “ A 10 años del 19 y 20 de Diciembre 2001”


viernes, 4 de noviembre de 2011

bicicleteada por pocho, contra la impunidad

El sábado 29 de octubre la Asamblea del 19 y 20 convocó una nueva Bicicleteada por la Memoria y contra la Impunidad, en esta ocasión, rumbo a la Escuela Serrano, lugar de trabajo de Claudio Pocho Lepratti, donde fue asesinado al intentar evitar que los efectivos policiales dispararan sobre los niños que comían en el establecimiento, en el marco de la represión gubernamental ordenada por el entonces gobernador Carlos Reutemann.
Martes 1º de Noviembre de 2011, por Secretaría de Cultura de la CTA Rosario
Como cuando te caés y te das un golpe, y te dicen que fue una caída importante, así que algo tenes, con ese golpe en caliente no lo sentís y cuando se enfría el cuerpo ahí empezás a sentir la molestia, el dolor…
Y otra vez más ante los Tribunales Provinciales, una puerta donde dicen que atiende la señora justicia, con las bicis, los mates, con todo como siempre. Con algo distinto el rumbo. Y nos íbamos para otro lugar donde los azules... esos mismos que estaban en la puerta de Tribunales, que muy amablemente preguntaron: ¿por qué tramiten vienen? Y con la misma amabilidad se les contestó que por ninguno en especial, “sólo por justicia, nos juntamos como siempre acá, pero esta vez vamos hasta la escuela donde lo mataron al Pocho”. La respuesta del azul fue silencio y nada más.
Así que juntamos pinceles, botellitas de agua y fuerzas para seguir pedaleando para buscar justicia.
El sol salió una vez más y nos acompañó todo el recorrido hasta la Escuela Serrano, en el recorrido lo mismo de siempre, las charlas de bici en bici, musiquita, chistes y cosas que van haciendo que el recorrido sea liviano.
Y cuando vamos llegando cerca del Casino y pegamos la vuelta por una calle ya había como un silencio, de esos que vamos entendiendo todos.
Primera parada de este recorrido en el centro de salud Pocho Lepratti y ahí una marca…
Y ya seguimos porque estábamos cerca de la Escuela Serrano y el silencio ese se sentía en el cuerpo un poquito más.
Llegamos con un abrazo de bicicletas a esa escuela que vio a Pocho por última vez, que lo vio durante un montón de tiempo llegar así en la bici como nosotros, entrar y laburar.
Como laburan las hormigas, silenciosas pero con su objetivo claro, así llegamos.
El patio que ve todos los días como juegan los pibes, se corren y se llenan de risas, se llenó de ese silencio que envuelve, que te abraza, te da justito ahí físicamente en el corazón o el alma como quieran elegir. Esos silencios se llenan, hasta el tope rebalsan y brotan de distintas maneras, se caen en lágrimas, en sonrisas, en palabras, y ahí se empezaron a caer. Era difícil arrancar, se sentía y se sabía, hasta los más duros, esos que uno ve de lejos y siempre tienen todo bajo control, estaban con la guardia un poco baja.
Pero se escuchó esa vocecita que se escucha ya hace como diez años, si diez, este año diez…
Era Celeste (la hermana del Chaio, como le dicen al Pocho por sus pagos de Concepción) contando que bueno, llegamos a este lugar, que había sido su último lugar…el silencio una vez más, pero como son esas cosas que no se saben de donde vienen, las risas de los chicos que estaban ahí empezaron a aflojar el clima, costaba pero se lograba de a ratos y comenzaron las anécdotas contadas por Laura, la hermana del Chaio, las que contaba la Flaca o el Moncho, iban llegando, aterrizaban en ese patio de la escuela, nos sobrevolaban nos abrazaban y podíamos sentir que por ahí estaba el Pocho dando vueltas, con el mate así debajo del brazo, a un costado mirándonos y como en cualquier momento iba a decir algo así como de atrás, como nos contaba Gustavo que solía hacer que así de la nada salía con una frase o un comentario y dejaba a todos con la palabra así en suspenso y reflexión.
Es verdad la frase al Pocho no lo mataron lo multiplicaron, y parece loco pero que bueno que lo multiplicaron porque tipos como el Pocho nos están haciendo falta. Y ahí está nuestro desafio, multiplicar, ser cada uno un poquito de Pocho, Pochitos que van volando, arriba de una bici por nuestro mundo.
Y así fue la hora de la vuelta y otra vez ese silencio que nos abrazaba ya no era como algo pesado, volvían las bicicletas, calladas, con el cuerpo ya en frío, pensando que la justicia la hacemos entre todos, que la multiplicación no solo que es posible, sino que es nuestra tarea, que se logra día día… las bicicletas seguirán rodando.
En cada pedaleada que vamos dando, estamos más cerca, las bicis seguirán girando…
Secretaría de Cultura de CTA Rosario
Equipo de Comunicación de CTA Rosario
Arte por Libertad

martes, 6 de septiembre de 2011

Se realizó la Bicicleteada por la memoria

El domingo 4 de septiembre, la Asamblea 19 y 20 realizó una nueva Bicicleteada por la Memoria, en el marco de las actividades en conmemoración de la salvaje represión de diciembre de 2001. La jornada comenzó a las 13 horas ante Tribunales Provinciales para ir hasta el hogar de Mariela y Sara Campos, hermanas de Walter Campos, donde tuvo lugar un emotivo homenaje.

“Hablan de países y de esperanzas, hablan por la vida, hablan por la nada, hablan de cambiar ésta, nuestra casa, de cambiarla por cambiar, nomás”…
El domingo 4 de septiembre del 2011, de la puerta de los Tribunales Provinciales comenzó la segunda bicicletada contra la impunidad. Allí, donde atiende la justicia para seguir pidiéndole que corra esa venda que tiene sobre sus ojos.
Allí se juntaron los integrantes de la Asamblea del 19 y 20, y familiares de las víctimas de Diciembre del 2001.
Y arrancaron a pedalear, a pedalearle a la impunidad, porque nosotros tampoco nos acordamos del olvido. Pedaleada a pedaleada llegamos a los pagos de Walter Campos quien fue asesinado el 21 de diciembre del 2001 por el sargento Ángel Omar Iglesias, el matador. En su currículum figuran felicitaciones de gobernadores y ministros, experto tirador de las Tropas de Operaciones Especiales. “Sólo a los tiradores como yo se les provee esta arma. No las tiene cualquiera en las TOE” dijo Iglesias burlándose cuando se investigaba la muerte de Walter. Iglesias sabía donde disparar y disparó, con un tiro que lo mato instantáneamente a Walter. Iglesias hoy está sobreseído por el asesinato.
A la sombra del árbol que vio los últimos momentos de Walter se juntó la Asamblea para recordar lo que pasó en ese diciembre trágico que marcó el rumbo de muchos de los que estábamos allí reunidos, algunas de esas marcas hechas con fuego y dolor, esas marcas que siempre, por más que pase el tiempo, seguirán allí. Las marcas de la impunidad con la que transcurrieron los hechos de diciembre siguen ahí, debajo de ese árbol, en el tapial de una casa en Corrientes, cruzando una calle o arriba del techo de una escuela, son las que van guiando a esta bicicletada por la impunidad.
Debajo de ese árbol recordamos a Gregoria, la mamá de Walter, que decía que no puede decir muchas palabras, que sólo le sale una: JUSTICIA….
Esa es la que buscamos en cada pedaleada…

domingo, 3 de julio de 2011

bicicleteada-asamblea en la casa de Mari




El 3 de Julio haremos nuestra proxima reunión en la casa de Mari, quien fuera compañera de Rubén Pereyra, asesinado en diciembre del 2001 en barrio Las Flores. Mari nos propuso su casa como lugar de reunión y allí vamos...Lo haremos en bicicleta, siguiendo  nuestro camino de hormigas. 
Partimos de Ludueña a las 12 hs, desde el Bodegon Cultural Casa de Pocho (Gorriti al 5500), a las 13 hs. pasamos por Tribunales Provinciales (Pellegrini y Balcarce) y desde allí tomamos Oroño hasta la casa de Mari. 




















domingo, 26 de junio de 2011

estacion dario y maxi

Al cumplirse 9 años de la masacre de Avellaneda, los responsables políticos siguen libres y pensando en ocupar los mismos cargos... pero a donde vayan, los iremos a escrachar!

A 9 años, continuamos construyendo nuestra cultura, popular, revolucionaria... en la estación Darío y Maxi, sitio de encrucijada histórica, donde el pasado sigue vivo, donde nuestros compañerxs no están solxs!